Páginas

jueves, 17 de julio de 2014

Libertad de la mujer: para muchas solo es un tema de moda.

Hace algunos días escuche una charla entre algunas jóvenes acerca del rol de las mujeres de hoy. Me llamo la atención la emoción que mostraba cada una de ellas cuando se trataba de defender los derechos y libertades de las mujeres, de modo que les hice una pregunta, que para mi sorpresa ninguna supo contestar y que dejo a todas un tanto avergonzadas: -¡Qué bien! Les dije: ¿Ustedes conocen los derechos de la mujer?- Ya que a pesar de encontrarse en medio de una acalorada plática en la que agradecían haber nacido en este siglo para poder celebrar y disfrutar de la “Liberación femenina”, emitiendo juicios, criticas, bromas, y todo lo que se les venía a la mente sobre el tema, resultó que ninguna estaba bien informada sobre los derechos de las mujeres.
 
Cayeron en la cuenta de que a sus veintitantos nadie se había interesado por informarse sobre los atributos y libertades que deberían acompañar nuestro existir. Y eso que ninguna podía resguardarse en justificaciones tales como no haber tenido educación o algo por el estilo y que esa información no es nada compleja. De modo que todas terminaron sintiéndose incomodas.
 
Muchas ideas pasaron por la mente: ahora no parecían tan seguras de sus argumentos y al parecer habían estado hablando al aire. ¿En que fundaban todo lo que habían dicho sobre el tema minutos atrás? Sabíamos que en dado caso de tener que defender nuestra postura acerca de la libertad de la mujer, la igualdad o nuestros derechos, quizás PERDERIAMOS.

Cada mujer ha encontrado una forma de ser, de responder ante un mundo en el que ser mujer es una gran carga según la sociedad, costumbres e ideologías. Y así es como vamos por la vida intentando avanzar, salir adelante. El fenómeno de la liberación femenina existe, pero también existe la ignorancia y peor aún, el desdén.

Parece que las mujeres no hemos hecho conciencia de la responsabilidad que tenemos si queremos disfrutar un día, de una verdadera libertad y respeto en nuestra condición de ser mujeres. De seguir así, corremos el riesgo de ser parte de un movimiento que haya quedado en la historia como una revuelta extremadamente larga y con resultados a medias. Eso sí que sería desastroso para cada mujer de hoy y del futuro y para todas y todos los que en verdad han creído en el valor que emana cada mujer del mundo. ¿Tú que haces para hacer crecer esta causa? ¿Cuál es tu papel en esta historia?

Psic. Yasmín García Gonzalez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS