Páginas

sábado, 2 de agosto de 2014

Dejen de oprimirnos… Que para eso estamos nosotras???



Si leíste el articulo “Libertad de las mujeres: para muchas es solo un tema de moda”, podrás notar que el fin de estos escritos es el de reflexionar sobre nuestro papel en este cambio que en definitiva incumbe a todas las mujeres aunque aun falte llegar a muchas de ellas.

Que tal si empezamos completando las siguientes frases-adivinanzas con lo primero que se venga a tu mente:

La palabra que define a una mujer que anda con uno y otro es ___________________.
Para casarse hay que saber ________________.
Tienes que ponerte linda para que tu pareja no sea  _____________________.
Ya está embarazada y no tiene _________________________.
Que fea está, de seguro su marido __________________.
Con esa falda tan cortita pareces ____________________
Consiguió ese puesto? A cambio de que ____________________.

Ahora, que tan lindas quedaron tus frases? Que te hacen pensar? Si contestaste con palabras como zorra, golfa, infiel, casada, etc. ERES UNA MUJER MACHISTA.  ¿Si sabes que son esas las palabras que los hombres usan para ofendernos verdad?

Pues aunque nos cueste trabajo aceptarlo, las mujeres también somos machistas, compartimos muchas ideas que denigran y faltan a las mujeres que están alrededor e incluso a nosotras mismas.
 
  ¿Como estar a la altura del respeto que exigimos, si nosotras mismas nos atacamos así?

Cuantos hemos escuchado a mujeres de todas edades y clases sociales expresarse de esta y aquella chica, a veces tirando a matar y con un acento tan machista  cargado de calificativos  tan denigrantes que pareciera que estamos escuchando a un misógino.  Convirtiendo nuestro ambiente en verdaderos campos de batalla, da la impresión de que nosotras somos el verdadero problema en el tema de la represión de la mujer.

Entonces la pregunta que surge es ¿Cuándo comenzó la difamación de la mujer? Y más importante aun, ¿En que momento nos hemos convertido en nuestras propias represoras?

Como puedes percibir que estas fallando en este nivel? Simplemente piensa en las respuestas que diste a las preguntas de arriba.

Analizar esta situación puede abrirnos las puertas al inicio de un respeto colectivo en el que podamos potencializar nuestra autoestima en vez de seguir siendo nuestras propios  verdugos.
Sabes que es lo peor? Que muchas veces atacamos con toda la bilis los comportamientos que  quisiéramos tener, pero que nunca nos hemos aventado a llevar a cabo.
Que no es cierto dirás, pues la mayoría de las chicas responden así inmediatamente.

Pues de eso se trata este tema, de comenzar a conocernos, de descubrir si vivimos en base a ideas propias o si somos presas de los tabúes e ideas moralistas que nos contaron desde siempre. ¿Le entras?

Que tal si empezamos por hacer el siguiente ejercicio.

Has una lista de los valores y características que crees que debes tener en uno de los roles que desempeñas como mujer.
Lista?
Ahora, lee con cuidado tu lista y pregúntate, de donde vienen, quien te las impuso,  tal vez algunas te las inculcaron tus padres, otras tus hermanos y amigos, Pudiste haberlas escuchado por ahí, en los medios de comunicación o en una revista para mujeres.

Lo importante es ¿Cuantas de todas esas has elegido tu, siendo fiel a ti misma?  Tal vez te encuentres con la sorpresa de que no vives bajo tus propios ideales, de que has sido sometida al juicio de toooodos los demás, menos de ti misma. Si es así, seguro que hoy es el momento de comenzar a vivir tu propia vida.


Psic. Yasmin García G.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS