Páginas

lunes, 25 de agosto de 2014

Lo que piden a gritos los hijos: Mamá, papá…Ámame

Lo prometido es deuda, así que en esta ocasión les traigo algunas sugerencias de cómo mejorar la relación con sus hijos y así satisfacer sus necesidades emocionales.

Si tú eres de los que en ocasiones piensa que lo mejor para tus hijos es:
  • Darles todo a manos llenas, lo pidan o no.  
  • Darles todo aquello que tú no tuviste…, o bien
  • Facilitarles las cosas sin el más mínimo esfuerzo para que no pasen por lo que tu pasaste…”.
  •  
Realmente las necesidades básicas que debemos atender de primera instancia son las emocionales.

Pero, ¿a cuáles me refiero?
A todas aquellas que los encaucen para que puedan lograr alcanzar su autonomía, para que lleguen a ser los responsables de su propia libertad.

Por lo tanto, AMAR requiere de madurez emocional y respeto, además de una recta razón puesta sobre bases sólidas y principios morales rectos.

De acuerdo a Bowdoin, R. & Torre, J.C. (1992) proponen estas 7 sugerencias básicas que pueden ayudarles a lograr una mejor comunicación:
1. Demostrarle amor: Con caricias, con gestos, con palabras, con el tono de mi voz, con tiempo, con paciencia.

2. Aceptarlo tal como es: Un hijo es tal como es con sus virtudes y sus errores. Sin embargo, podemos ayudarlo y motivarlo para que mejore.

3. Darle seguridad: Ofreciéndole experiencias para que vea y haga cosas, relacionándose con otros niños, nunca lo avergüenzo, no lo comparo con los demás, le anticipo las situaciones nuevas explicándole lo que sucederá, cumplo lo que prometo, le hago sentir que “puede hacer las cosas” y que siempre estaré ahí para cuando me necesite, ayudarlo a que crea en sí mismo.



4. Ponerle límites claros: enseñándole a controlarse a sí mismo en sus palabras y sus acciones, siendo firme con reglas justas, dándole explicaciones y razones, siendo congruente con mi ejemplo.
5. Orientándolo: enseñándole qué es seguro y qué es peligroso, qué está bien y qué está mal, dándole cierta libertad para que sea él mismo, jugando con él, dialogando.

6. Hacerlo independiente: enseñándole qué es el trabajo y el esfuerzo por conseguir algo, dejando que intente realizar algunas actividades, dándole la oportunidad de participar en actividades sencillas en casa, lo motivo para que termine lo que ha empezado siguiendo algunas instrucciones.

7. Inculcarle el respeto a sí mismo y a los demás: haciéndole comprender que todos somos DIGNIDAD y necesitamos comprender y tolerar a los demás.



“Aunque te duela, me debes dar lo que me conviene y no lo que yo quiera”
- Anónimo

En nuestras manos está el hacer fuertes emocionalmente a nuestros hijos, amándolos. Y tú, escuchas a tus hijos?

Referencias para mayor información:
Bowdoin, R. & Torre, J.C. (1992). Los padres son maestros. Estados Unidos: Stampley.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS