Páginas

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Adicción a una relación violenta

Una adicción es un trastorno psicoemocional que crea una dependencia física y/o psicológica a una sustancia, actividad o relación. La adicción sobre la que hoy hablaremos es hacia una relación amorosa (o amistosa, porque también existe). ¿De qué manera? Todas las adicciones, tanto las de consumo de sustancias como las de otro tipo, se pueden tratar y medir mediante un proceso conocido como: uso, tolerancia y dependencia.

Uso: "Experimentar", se da por saber "que se siente", por referencias sociales o familiares, todos tenemos curiosidad de experimentar cosas nuevas día a día; pero ¿qué pasa cuando esa experiencia nos dejó un buen sabor de boca? Claro que hemos descubierto que esté sentimiento nos trajo como respuesta una estimulación de sentimiento agradable, esa sensación de bienestar que genera estar con la otra persona, experiencia que nos hace sentir mariposas en el estómago, esa adrenalina  y claro la intención de continuar con la relación que nos hace sentir de maravilla. 

Tolerancia: es la necesidad de incrementar la dosis para sentir lo mismo que sentímos al principio, y en una relación pasa lo mismo cuando buscamos a nuestra pareja por todos los medios de comunicación posibles y más aún con las tecnologías modernas (como whatsapp, o facebook). Estos medios de comunicación nos vuelven vulnerables a ser víctimas, a ser acosadores o perseguidos, un ejemplo común es cuando veo "conectada" a mi pareja y no me habla, pasan 10 ó 20 minutos y no responde... se comienzan a formular telarañas en la cabeza, ideas que generalmente son pensamientos nocivos y que pueden llevarnos a una adicción o dependencia....

Dependencia: es aquella necesidad imperiosa de tener el control sobre la otra persona o de la relación. Donde mi felicidad importa más que la de la otra persona, donde el chantaje la manipulación son el pan de cada día de este tipo de relación donde puede ser que no exista como tal la violencia física, pero si la violencia psicológica que detonará la formación de este tipo de adicción.

La adicción a una relación violenta: Es aquella necesidad de un sentimiento... sé que estar con él o ella no me hace bien, que cuando hablamos es para pelear la mayoría de las veces, que son más los malos momentos que los buenos, donde me chantajean, me manipulan y aún con todo esto "quiero" estar con esa persona. Y esto me convierte en una persona dependiente emocional que es igual  a Co-dependiente. Tener un autoestima tan baja que no soporto estar sola o solo, creer que estar con esa persona es la única opción que tenemos, que si no es con él o ella no seremos felices con nadie más y nos cerramos otras posibilidades mucho más sanas. Por último para que haya un co-dependiente tiene que haber una persona que se deje  manipular (así de simple).

Queridos lectores que no se nos olvide que cada persona tiene su propia individualidad y debemos respetarla, porque todos tenemos nuestro propio espacio, tiempo y amistades y para no perdernos o caer en una relación violenta hay que respetar, y no dejar que nadie  nos prohíba, chantaje o manipule nuestros sentimientos.

dependencia emocional


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS