Páginas

domingo, 19 de octubre de 2014

¿Aún existen locos?


No podemos dar por hecho que el concepto de "trastorno mental" siempre ha existido, el término es relativamente nuevo, siendo la locura su antecesor más cercano, el cual se defiende y sobrevive aun en nuestros días.

Existen numerosos enfoques acerca de la locura, también el concepto ha cambiado muchísimo a lo largo del tiempo. Nuestros ancestros no concebían los trastornos mentales de la misma manera en que lo hacemos hoy.

Son tantas las diferencias a través de culturas, épocas y civilizaciones, que algunos autores hablan de que la locura, más que ser un dato objetivo, es un dato social e histórico. Con lo cual entendemos que su evolución y concepción ha estado ligada a la sociedad misma desde el principio de los tiempos.

En la edad antigua, la enfermedad mental era vista como un tipo de magia que actuaba sobre el individuo, a veces incluso era enviada por los dioses u otros espíritus que andaban libres por la tierra, casi siempre criaturas de la naturaleza. Todo tenía un origen mágico, y se combatía de igual forma mediante ritos y ceremonias llevadas a cabo por chamanes o curanderos.

Más adelante durante la edad media, época en la que todo giraba en torno ideas religiosas, la salud mental no era una excepción. Los enfermos mentales, e incluso los que padecían lepra o la peste, todos eran vistos como personas que estaban siendo castigadas por sus malas acciones, pecadores.

Entonces, la locura era un castigo divino o bien, causado directamente por un ente maligno: un espíritu o demonio; por lo que el remedio natural era un exorcismo o bien, infligir dolor físico al cuerpo huésped.
Algunas otras veces había una segunda opción: la locura como consecuencia de la práctica de brujería, la cual se curaba sumergiendo en agua a la víctima hasta que su cuerpo era desalojado por el demonio que la poseía, o se purificaba con fuego. Lo malo era que nadie sobrevivía a estas prácticas.

Aún más adelante en el tiempo, la locura se empezó a ligar a la medicina, abriendo paso a la psiquiatría. En este tiempo ya era considerada una enfermedad y empezaban a haber protocolos acerca de cómo tratar a los enfermos, que iban desde el aislamiento y baños con agua helada, hasta la lobotomía. 

Dando un salto aún más grande en el tiempo y la historia, llegamos hasta el siglo XX, en el que se comienza a atribuir al trastorno mental la causa genética o ambiental, incluso psicológica. Es el siglo del padre de la psicología, Sigmund Freud, quien señala que las enfermedades mentales presentan analogías sorprendentes y profundas con las grandes producciones sociales del arte, la religión y la filosofía. Es así como llegamos una vez más al trasfondo social de los trastornos mentales. 

Locura ¿Simple enfermedad?

El común denominador que siempre han tenido los "locos" es estar fuera de las convenciones sociales, de la norma estadística. Simplemente fuera de lo comúnmente establecido. Entonces, ¿Estarían todos los locos enfermos? Mucha gente simplemente excéntrica o creativa pudo haber sido tildada de "loca" y recluida a lo largo del mundo y del tiempo. 

Ahora que se puede diferenciar de manera acertada a la gente que realmente padece un trastorno, ¿Crees que siguen existiendo los locos? ¿Quiénes serían? 

¡Me interesa mucho saber tu opinión!


Lic. Ericka López
psic.ericka.lopez@gmail.com

2 comentarios:

  1. Los revolucionarios inconformes, gente que no va con este imaginario social. __Regalenme un poquito... un poquito de locura, que me ando fijando mucho en la marca de mi pantalon__

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Angelin, este tipo de locura es realmente indispensable de muchas maneras.

      ¡Saludos!

      Eliminar

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS