Páginas

miércoles, 15 de octubre de 2014

¿Y el príncipe azul?


La mayoría de las mujeres cuando somos  niñas, nos educan para ser amas de casa de una manera inconsciente o consciente. Mediante los diversos juguetes que son lanzados al mercado, desde una simple muñeca para cambiar de ropa y alimentar, hasta la  familia   feliz con casa incluida  donde los integrantes son estereotipos que poco a poco adoptamos, a eso le agregamos que la televisión constantemente nos bombardea con información donde la mujer feliz es aquella que tiene esposo e hijos, y que viven felices por siempre, pero esto ¿Quién nos lo hizo creer?

Las más afamadas películas de princesa en busca de un príncipe azul y vivir felices por siempre.

Esté afán  de querer encontrar al  príncipe azul nos lleva a creer y a aceptar muchas faltas de respeto hacia nosotras mismas. Y que pensar de la famosa frase “Por amor todo se vale”.-  hemos escuchado tantas veces esta frase que en verdad pensamos que en una relación de noviazgo se es válido o se justifica el lastimar a mi pareja y  creer que de esto se trata. La justificación de  actos destructivos emocionalmente, donde si mi novio o (a), es  el príncipe azul  que todas quisieran por guapo, fuerte, popular, (aparentemente), pues no siempre esa persona que aparenta ser amable con nosotros quiere decir que lo sea con todo mundo.

Estamos tan enganchados  en conseguir  al príncipe azul  que nos salvara, que erróneamente creemos que esa persona llenara mi necesidad de afecto, que es mi otra mitad o mi media naranja, que cuando mi príncipe llegue como sea, pero que llegue aceptamos cualquier cosa (Sin ofender) y es ahí cuando cometemos el error de “Aceptar” la frase “Por amor todo se vale”.


¿Cuándo mi príncipe azul se convierte en el monstruo de esta relación?
   
  •  Cuando me dice No puedo vivir sin ti
  •   Cuando influye para que tome una decisión apresurada
  •   Cuando mi pareja me hace prohibiciones como relacionarme con cierta gente o grupo.
  •   Cuando mi pareja revisa los objetos personales  (Celular o redes sociales)
  •   Cuando mi pareja pretende cambiar mi forma de vestir.
  •   Cuando mi pareja me culpa de todo.
  •   Cuando mi pareja me cela
  •   Cuando mi  pareja no me toma en cuenta para tomar  alguna decisión.
  •   Cuando mi pareja me pide constante mente pruebas  de amor.

Con esta información pretendo que no caigan en aceptar esta frase, que no existe el príncipe azul porque nosotros si tenemos una vida real,  una vida donde cada uno forma su propio destino y decide que es lo que quiere vivir a cada momento y lo más importante de todo tenemos libre albedrío.  Para decidir por nosotros mismos sin influencia de nadie. Solo yo,  y yo soy la única responsable de las decisiones que tome.


Cada ser humano existente es completo por naturaleza  y no necesita de  una mitad para una relación de pareja, se necesitan dos personas completas, donde crecer juntos sea la parte fundamental para mantener una relación sana.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS