Páginas

domingo, 23 de noviembre de 2014

¿Cómo aprovechas tu tiempo?


La vida laboral actual es distinta a la que vivieron nuestros padres o abuelos, los procesos se dan de forma más veloz, por lo que podemos dedicarnos a más actividades diariamente. O eso es lo que uno piensa. Porque aceptémoslo, ¿qué tan rápido podría ser querer cerrar un trato con alguien que se encuentre a horas de distancia? ¿Semanas? Entonces, ¿qué tanto podrían realizar diariamente? Bueno, desafortunadamente para nosotros tenemos video conferencias, correo electrónico y otra serie de recursos para ayudarnos.

Por lo que se nos exige seamos productivos, el primer problema con este concepto es la idea que tenemos de el: creemos que ser productivo significa realizar muchas actividades en un mismo día. 


Fue un día productivo si hice el súper, saqué el perro a pasear, fui al trabajo, contesté todos los mails que tenía pendientes y además, pagué las cuentas. Sin embargo, no creo que eso necesariamente sea productividad, porque si medio compré el súper y olvidé cuatro cosas que necesitaba no fui eficiente, si en el trabajo sólo realicé una actividad pero no avancé nada tampoco fue útil, si esos correos fueron hasta mal redactados menos aún y para acabar, pasee al perro sólo por 10 minutos. ¿Realizar las actividades a medias podría ser considerado como productividad?

No se trata del tiempo que gastas haciéndolo, sino de los resultados que produces. Por lo que no cuentes el trabajo por las horas, pudiste haber estado seis horas redactando el informe final pero si de esas seis horas, te tomó una sola hacerlo en realidad, ¿qué pasa con el resto? Podría considerarse tiempo perdido, pero en realidad se trata de tiempo para generar resultados, y también habla de la falta de inspiración, motivación y exceso de estrés. Pero eso lo veremos en otra entrada. Por todo eso, si sólo te tomó media hora la tarea, está perfecto, si fueron tres también, siempre y cuando hayas llegado al objetivo.


Por todo esto que mencioné, hablaremos de cómo realizar las actividades al 100%, sin sentir que moriremos en el intento:

  • Roma no se conquistó en un día. Es verdad que muchos jefes esperan que hagas todo ese mismo día, pero no todo funciona así. Necesitan ellos entender, pero más tú hacerte a la idea, que el día sólo tiene un número específico de horas. La genuina productividad yace en discernir qué actividades son importantes por lo que puedes comenzar priorizando y determinando qué sí necesita realizarse hoy.

  • Piensa primero. Hablábamos hace un momento sobre actividades medio hechas, porque así pasa. Si terminas una, quizás no hiciste otras 10, pero si hiciste esas 10, probablemente no fue por completo. Por lo que debes pensar que toda actividad que realices necesitará de su debido tiempo, para que pienses y la puedas realizar de forma que no necesites repetirlo.

  • Mantén las cosas simples y cortas. Quien genuinamente es productivo trata de quitar la incertidumbre del camino, por lo que las rutinas tienden a ser bastante útiles. No es quitarle el color a la vida, pero te funcionará mejor tener tiempos específicos para salir de tu casa, despertar, irte a dormir y desayunar, que simplemente ver cómo se da sobre la marcha.

  • Súbele a la música. ¿Cómo? Biológicamente, las melodías ayudan a secretar dopamina, por lo que mejora tu humor, predisposición, autoestima y salud. Por lo que según estudios, las tareas que había que realizar finalizaban 20% más rápido.

  • Ten en cuenta tus ciclos. Existe algo que se llama ciclo circadiano, se refiere a los ciclos personales en los que funcionamos. Hay quienes funcionan mejor de día y quienes lo hacen de noche, por eso es que debes considerar tu hora más activa para hacer las actividades que necesites.

  • Trabaja en intervalos de 90 minutos. Las personas no pueden mantener su atención por más de ese tiempo, digamos que experimentas algo tipo figura-fondo donde hay un foco de interés (figura) y toda tu concentración está ahí, pero conforme pasa el tiempo, deja de ser de tu interés y pasa a fondo. Ésta es la premisa, puedes dedicarte arduamente sólo por ese tiempo, por lo que deberás hacer bloques seguidos por media hora de descanso.

  • Elimina los distractores. Si tienes que cumplir con ciertas actividades, apaga tu teléfono y cierra facebook. Es sumamente importante que te deshagas de todo elemento que pueda arruinar tu concentración, piensa que será sólo por 90 minutos.

  • Une las actividades que sean similares. Si debes hablar por teléfono, llama a todos al mismo tiempo. Escribe todos los correos igual y así, de forma que aprovecharás mejor tu tiempo.

productividad tiempo

Éstos consejos te ayudarán a elevar tu productividad en tu trabajo, pero además te diste cuenta de que en realidad pierdes mucho el tiempo. ¿Por qué será? Existen distintos motivos por lo que un individuo decide acudir al ocio, donde:

1) No hay reto intelectual, 
2) Se trabaja por largos periodos de tiempo, 
3) No reciben nada a cambio que valga la pena, 
4) No disfrutan su trabajo o les aburre y...
5) Están mal pagados. 


¿Te identificas con alguna de estas razones? Te invito a esperar mi siguiente entrada donde hablaré de soluciones para esto.

Espero sus comentarios y colaboraciones. Sigan leyendo y participando con nosotros en "Psicólogos en Puebla", donde lo que buscamos como profesionales es ayudarte en tus problemas del día a día. ¡Hasta la próxima!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS