Páginas

viernes, 5 de diciembre de 2014

El valor de desear y soñar… ¿Y tú, deseas o sueñas?



¿Qué pasa cuando renuncias a uno de tus sueños? Y si!!... hablo de aquellos sueños que anhelas en tu vida despierta, ¿Por qué es difícil tomar decisiones que más adelante te costaran varias cosas por arriesgar?, ¿A caso serán miedos, temores?, ¿Qué es lo que verdaderamente te hace que te detengas y que desistas dejando de luchar?.

Las personas nos encontramos en una montaña rusa donde algunas ocasiones sentimos que estamos arriba y otras abajo, y la vida nos va jugando distintas experiencias, pero estas experiencias están hechas a nuestra medida, pues no se nos presentarían si no fuéramos capaces de llevarlas a cabo, de darles soluciones o de encontrar lo bueno de cada una de ellas. Pero, ¿Qué papel ocupa el deseo en todas estas experiencias?, púes nada más y nada menos que te hará sentir verdaderamente agraciado de poder, y ser capaz de crear cosas buenas para ti en el momento que tú lo decidas. Puesto que el deseo te da la elección de educar y convertir tu vida en lo que tú quieres que sea.

El valor de desear es sumamente importante para poder llegar al éxito, y no hablo del éxito que muchos creen saber o conocer, que se mide por los trofeos que recibes o los aplausos que los demás te dan, cuando te hablo de éxito, hablo de saberte y sentirte satisfecho con los pasos y elecciones que vas tomando en cada una de las circunstancias en tu vida, de aquellas que eliges y las eliges desde ti, no desde lo que los demás creen que es lo “mejor” para ti. Porque el deseo no es soñar, el deseo es hacer ese sueño realidad, es llevar ese sueño a la acción, es el motor que hará que ese carro funcione, esa máquina perfecta que eres tú, que soy yo y que es cada uno de los seres humanos con sus actitudes y aptitudes, y que hace que tenga el valor y las ganas de VIVIR.

Para tener deseos necesitas tener sueños, pues el sueño es la entrada al interior, a tú inconsciente y hablar de inconsciente no es hablar de algo malo como lo entendería Leibniz y Hartmann, pues no solo está compuesto de pulsiones y deseos negativos y desagradables que el hombre ha querido reprimir, sino de aquellos deseos positivos que no se permiten vivenciar, que estos, se evitan por razones diversas como: la culpa, baja autoestima e inclusive por falta de información de estos deseos, sobre todo si son de índole sexual.

Los deseos insatisfechos se representan simbólicamente por medio de los sueños, como recordatorio de lo que necesitamos realizar para sentirnos satisfechos, algunos deseos no son aceptados en nuestro mundo real, nuestro mundo manifiesto o vida despierta, y por eso son reprimidos y como nuestro interior o inconsciente no oculta nada, te los recuerda en tú mundo onírico. Por ejemplo, una de las cosas que aún no es bien aceptado en el mundo real, es el tema de la sexualidad, el lugar, edad y manera en que lo elijas vivenciar aun es motivo de tabú, y aquí se hace presente el ELLO; si se permiten esos deseos tendremos a hombres que hagan del baño en lugares públicos sin ningún pudor, o que sean exhibicionistas al satisfacer sus deseos sexuales en la calle.  

Pero no solo son los deseos negativos los que se representan el los sueños, sino también los positivos, pero que de igual manera, pueden estar interviniendo en que no se lleven a cabo, o inclusive, uno mismo no se cree merecedor de vivenciarlos. Por ejemplo, el soñar que vuela como una ave y puede tocar las nubes, el que tiene súper poderes, el que se sueña siendo millonario y que le sirven… y la realidad es que él es quien sirve a alguien más, ¿Ahora entendemos que no es más que lo que desearía esa persona vivir?, vivir en la tranquilidad de no escuchar a un tirano jefe que necesita que le hagan todo, de un día disfrutar  en casa viendo televisión en el sofá sin importar que haya muchos labores en esta y “tener” que levantarse y escombrar o asear, evitando así sentirnos en las nubes (hablando figuradamente, pero sintiéndose como si fuera real), poder ser quien pudiera hacer algo o alguien útil para aminorar el sufrimiento de algún ser querido enfermo o agobiado y ser súper héroe de las circunstancias.

De esta manera comparto contigo que el deseo es importante, pues nos motiva a seguir buscando más y más opciones de poder vivir en el éxito o autorrealización, tener en cuenta nuestros sueños nos ayudará a llegar a ellos.


Te invito a que nos compartas que deseos tienes en este momento y que estás haciendo para lalcanzarlos…


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS