Páginas

domingo, 7 de diciembre de 2014

La casa a la oficina


Nuestro hogar tiende ser el sitio donde nos sentimos mejor, más a gusto, más en armonía. ¿A qué se debe? Es un sitio que decoramos a nuestra manera, que refleja nuestra personalidad y se acomoda a nuestras necesidades.
Ahora, pensemos un poco acerca de nuestra oficina o cubículo. Probablemente tiende a los colores de la empresa, sino es que cae en tonos grises o blancos, que es de lo más común. Cuentan todos con una silla, su computadora y un escritorio que es igual al del cubículo o oficina de al lado. Lo que finalmente busca equidad, pero termina ocasionando un sentimiento de indiferencia. Y si no estás cómodo, será poco probable que te desempeñes en tu mayor potencial.
¿Y ahora? Por supuesto, no todos los sitios te permitirán traer tus muebles o  pintar las paredes a tu gusto, pero hay pequeñas modificaciones que puedes hacer para mejorar toda tu jornada laboral.
  1. La vida es vida. No quise sonar redundante, pero es cierto y añadir vida a tu oficina te dará esa vida que también requieres. Entonces, busca una planta aguantadora que puedas llevar a tu trabajo, evitando el cáctus debido a sus choques con el Feng Shui, puedes comprar una pata de elefante, un palo de Brasil o un rosetón. Todas estas son plantas hermosas, de distintos tamaños, que ayudarán a oxigenizar tu ambiente y a llenarlo de vida.
  2. Organiza tu espacio. Todas las oficinas y cubículos tienen un límite de espacio, y cuando no lo sabes aprovechar al máximo harás que tu productividad baje: el desorden no es bueno para el cerebro. Así que puedes conseguir unas lindas cajoneras o simplemente, sacar todo lo que no tenga una función. No acumules cosas que hace más de dos meses que no necesitas.
  3. Toques personales. Una forma sencilla de hacer tuyo un espacio es traer decoraciones simples que sean personales. Como por ejemplo, una foto de tus seres queridos, que ayudará a reducir el estrés y los pensamientos negativos. Puedes también añadir un corcho con imágenes que te inspiren, hasta pegar un post it con tu frase favorita.
  4. Añade un color que te dé paz - Cada color significa un estímulo para el cerebro. Si se habla de un espacio donde debes sentirte bien, te recomiendo acudir al verde y al azul. Te traerán calma y son colores para la creatividad.
  5. ¿A dónde se fue la luz? - No todo lo puedes hacer tú solo, si se trata de un espacio oscuro, trae luces para que no te encuentres así o pídeselas a tu jefe. Pero mejor sería tener una ventana cerca, porque la luz mejorará tu nivel de actividad y tu calidad de vida laboral.
  6. Musicaliza tu día - La música puede animarte y reducir tu estrés, siempre y cuando sepas qué música escuchar para realizar qué actividad. Cuando se trate de una actividad de mucha concentración, ponla en un nivel muy bajo y de preferencia en ondas alphas, como es la música clásica.
  7. Pies sobre el suelo, antebrazos rectos - Esto tiene que ver con tu postura, tus antebrazos deben poder recargarse en tu escritorio con facilidad y tus pies sobre el suelo.
  8. Un cojín sobre el cual sentarse - Lo ideal sería conseguir una silla ergonómica que asegurase tu postura fuera la correcta, pero sino puedes adquirir uno de esos cojines especiales para que no sufras los daños de estar todo el día sentado.
  9. Limpia tu pantalla - Digamos que un día notas que hay mucho sol y sacas esas gafas que hace mucho no usabas, ¿qué es lo primero que haces? Limpiarlas. ¿Por qué? Porque no se ve nada. Es exactamente igual con tu monitor, y el hecho de dejarlo sucio ocasiona fatiga visual.
  10. Tu pantalla a la altura de tus ojos - Esto rara vez se cumple, sobre todo con el común uso de las computadoras portátiles pero es muy importante. El tener la pantalla más abajo ocasiona automáticamente una mala postura, así que añade libros o un soporte para que te quede a la altura de tus ojos.

Todos estos consejos buscan mejorar tu calidad de vida laboral, pero además se verán reflejados en tu productividad y creatividad en tu empleo. Atrévete a experimentar con tu espacio, finalmente para eso está.

Te recuerdo que mis compañeros psicólogos también hablan de temas muy interesantes, así que sigue visitándonos en "Psicólogos en Puebla". Espero tus comentarios acerca de esta entrada, ¿qué cambios realizaste tú? ¿Se te ocurren otros? Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS