Páginas

martes, 23 de diciembre de 2014

¿Por qué México no está preparado para una Revolución?





Bienvenidos nuevamente al blog de Psicólogos en Puebla, el día de hoy como se los prometí, les traigo la continuación de mi entrada titulada “¡Hagamos una revolución!”, en donde voy a proceder a explicarles los motivos por los cuales no estamos listos para iniciar una revolución, así que comencemos.

En mi anterior entrada les mencionaba, que tendemos mucho a confundir revolución con lucha armada, cuando no específicamente tiene que ser así, si nos ponemos a reflexionar una lucha armada traería inestabilidad económica, lo cual como país no conviene, además habría retraso en campos como lo son la educación y la tecnología, pero bueno ¿Qué más acontece en la psique del mexicano para poder atreverme a decir que no está listo para ejercer una revolución de cualquier tipo?. Bueno, pues a continuación voy a intentar explicarlo brevemente:

1.- Revolución=Lucha armada: Este es mi primer punto, la mayoría de los mexicanos piensan y asocian una revolución con una lucha armada yo sé que hay también un buen porcentaje que no piensa así, pero la verdad últimamente he visto que aquellos a favor de las armas ocupan un porcentaje mayor. Si no me creen les invito a buscar páginas en Facebook de acción política o donde se informa cada una de las marchas que hay en el país, una vez que encuentren una lean los comentarios de las fotos y se darán cuenta que efectivamente un gran porcentaje incita a el uso de la violencia y las armas.

2.-Pensamiento de masas: ¿Han escuchado alguna vez hablar de psicología de las masas? En caso de que no se los explicaré brevemente; uno de sus mayores exponentes es LeBonn quién nos explica el peligro de las masas. De acuerdo a este autor una masa es un conjunto de personas las cuales se han unido durante un breve tiempo para un fin específico (por ejemplo una manifestación), ahora el problema no radica en que se unan, el verdadero conflicto inicia cuando se dejan llevar por lo que están haciendo en ese momento y pierden su pensamiento individual para volverse un pensamiento colectivo en donde se creen invencibles por el simple hecho de ser muchos. En pocas palabras es lo que conocemos como la famosa efervescencia, que sin saber muy bien por qué o cómo terminamos actuando como la demás gente del grupo. Un ejemplo muy claro de esto es lo que sucedió el año pasado cuando en una manifestación se quemó el árbol de Coca-Cola ¿Alguien de los que dirigió ese acto pensó en que probablemente el incendio se podía salir de control y lastimar a alguien? Al parecer no.



Este pensamiento de masas es lo que domina muchas de las manifestaciones, yo sé y estoy muy consciente que hay un buen porcentaje que la hacen de manera pacífica y verdaderamente se los aplaudo, pero no pueden negar que hay otro tanto que “actúa” contra el gobierno dañando propiedades o negocios y mientras no se quite eso tampoco podemos hablar que una revolución funcione.

3.-Conformismo: Este punto es esencial en la psicología del mexicano, el conformismo. Y es que aunque hay muchos que se esfuerzan por cambiar la situación del país, también hay otro tanto que considera que si no le afecta las cosas se pueden quedar así. Por ejemplo: tenemos a los 43 estudiantes de Ayotzinapan, hay muchas personas que están indignadas con lo que sucedió, pero también hay otro tanto que aunque piensen que está mal realmente no les produce ningún otro tipo de malestar, consideran que si es terrible lo que sucedió pero que mientras ellos estén bien pues prácticamente no sucede nada. El día que dejemos de conformarnos con la manera en que vivimos o en estar “pasándola”, vamos a dar un gran salto en nuestro pensamiento y probablemente para entonces podríamos empezar a generar una revolución en nuestras ideas.

4.-Hacer más de lo mismo: Y aquí caemos todos prácticamente, ¿Han escuchado que no hay que tropezar dos veces con la misma piedra? Pues aquí se podría aplicar. En psicología cuando un paciente nos llega, indagamos que es lo que está haciendo para resolver su problema y lo motivamos a encontrar otra alternativa de solución ya que la que usa no está funcionando. Lo mismo aplica para nuestro país, hacemos marchas, nos manifestamos, y la mayoría está de acuerdo que es un mal gobierno pero ¿Qué ha cambiado?.Los políticos siguen en sus puestos y al parecer estarán ahí por lo que resta de su mandato. Realmente y conscientemente nuestras manifestaciones y protestas no los hacen temblar, porque ya saben cómo manejarlas e incluso se las esperan ya que siempre hemos hecho lo mismo. No digo con esto que hacer manifestaciones y marchas esté mal, pero si queremos generar un cambio hay que hacer algo diferente y totalmente novedoso que nuestros líderes no se esperen y que no afecte de manera negativa a los demás.

5.-Marchas muertas: Y bueno con esto me refiero a que tenemos miles de marchas pero todas siguen un ciclo de vida vital. Surgen por algún descontento, ganan adeptos, hacen movimientos y al final van desapareciendo. En nuestro país a habido miles de movimientos, pero al final se han extinguido haciendo parecer que sólo son de “moda”. Tenemos como claro ejemplo a las muertas de Juárez, miles de personas en su momento se manifestaron pero después se fue perdiendo el interés hasta que esos movimientos o desaparecieron o perdieron su fuerza. No hagamos movimientos sólo por seguir, al contrario si vamos a estar con ellos hay que mantenerlos y continuarlos hasta lograr lo que se pide y no dejarlos ir.

6.-Falta de conciencia: Y con esto de la marcha conviene hablar de la falta de conciencia e información que tenemos. Seguimos las marchas y manifestaciones pero muchas veces no nos informamos de que está pasando o de las opciones, vaya sólo nos unimos por unirnos y reclamamos por reclamamos pero no nos tomamos la molestia de conocer más sobre la situación. No hay que ser simples borregos.


Y bueno con este punto finalizó mi entrada de hoy, ojalá les haya gustado y provocado reflexión, si queremos un cambio primero hay que cambiar nosotros mismos, México es un país hermoso y merece que luchemos por él. Gracias por visitarnos en Psicólogos en Puebla, la siguiente semana nos vemos con más artículos relacionados con la psicología social. ¡FELICES FIESTAS!

Si quieres leer la primera parte de este artículo da click aquí:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS