Páginas

martes, 19 de mayo de 2015

¿Cómo y cuándo hablar de sexualidad con los niños?

Para los padres, muchas veces este es un tema difícil. Invaden preguntas sobre ¿Qué decir y qué no?, ¿Cómo hacerlo?, ¿Cuándo hacerlo?, Etc.  

Pero primero, expliquemos que la palabra "sexualidad", ya la sexualidad abarca más allá de hablar sobre diferencias entre hombres y mujeres y sobre las relaciones sexuales. La sexualidad abarca también los cambios hormonales y biológicos que viven las personas, sus emociones y sentimientos.

El cómo y cuándo hablar de sexualidad a los niños no se puede responder sencillamente con una fecha y una forma específica. No se trata de una plática (La plática), sino un tema que será retomado varias veces a lo largo de la niñez. Algunas cosas se dicen antes y otras después. Los niños tienen curiosidad por su propio cuerpo desde que son pequeños, comienzan a explorarse para conocerse a ellos mismos, conociendo también las sensaciones de tocarse en ciertas partes del cuerpo, y poco después van viendo las diferencias entre hombres y mujeres, y alguna de las cosas aparentemente más difíciles de responder: ¿cómo nacen los bebés?

Los padres generalmente son los que orientan a los niños sobre la sexualidad. En estos tiempos, la tecnología y el acceso a cualquier tipo de información (correcta o no) es bastante fácil.  A esto le podemos sacar sus pros y sus contras. Por una parte la tecnología nos puede servir como herramienta para la educación sexual de los niños, pero por otra, es un arma muy peligrosa porque puede afectar directamente en su desarrollo.

 De todos modos, en los momentos de conversar sobre sexualidad, podrían servir mucho los siguientes consejos:

  • Los niños pequeños tienen curiosidad por su propio cuerpo y por el de los demás, sobre todo al darse cuenta que las niñas y los niños son diferentes. Cuando el niño pregunte o cuándo sea momento de explicarle, es mejor hacerlo claramente, con frases cortas y llamando a los genitales por su nombre. Al mismo tiempo hay que explicarles que su cuerpo es algo especial y sólo ellos pueden decidir quién los toque, y que los adultos incluyendo a sus familiares no pueden obligarlos a tocarlos, a ser tocados o si quiera a mostrar sus genitales ante el otro.



  • Cuándo un niño hace una pregunta, hay que indagar un poco en qué es realmente lo que el niño quiere saber. Si algún niño menor de 5 años quiere saber ¿cómo nacen los bebés? Probablemente sólo quiera saber de qué tamaño nacen. Y siguiendo con la misma pregunta para un niño mayor, a veces basta con decir que es la madre quien tiene al bebé y que antes de nacer, el niño estuvo dentro del vientre, en vez de dar una extensa explicación sobre las relaciones sexuales.
  • Las pláticas sobre la sexualidad no tienen por qué ser una clase, basta con algunos comentarios ocasionales y no una hora de explicaciones.
  • Los niños también tienen algo que decir. Antes de explicar, es buena idea escuchar las ideas y dudas de los niños, incluso preguntarles lo que ellos creen acerca de algún tema.
  • Los niños, más o menos a partir de los 8 años, ya deben estar preparados sobre los cambios que comenzarán a tener y de los que tienen las niñas, así como las niñas de los cambios de los niños.
  • Si usted como padre o como el mayor de confianza del niño, no está muy seguro sobre cómo decir las cosas, es totalmente válido de guiarse con un libro o con material dirigido a niños, por ejemplo videos educativos.
  • Es muy importante tener en claro la información uno mismo antes de comentar con los pequeños, por tanto, si se tiene alguna duda, es mejor aclararla antes.

 En conclusión, las pláticas sobre la sexualidad son varias y no hay un cómo y un cuándo. Tanto los niños como la situación van indicando los momentos.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMENTA y EXPRÉSATE, TU OPINIÓN ES IMPORTANTE...

Botones compartir "Share this"

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS